lunes, 19 de noviembre de 2012

Equipo lácteo, Tierra 2012


Queridos terrícolas:

Hace tiempo que venimos observando los sucesivos pasos que habéis estado dando y por fin el jurado ha considerado que era el momento de daros la bienvenida. No estáis ni tan siquiera en la infancia... digamos que para nosotros acabáis de nacer, y como a todo recién nacido os vamos a cuidar y guiar, para que consigáis llegar a la edad adulta.



Como curiosidad os diremos los tres factores que han desequilibrado la balanza y roto el statu quo: Primero— Una sonda espacial de vuestra creación ha conseguido abandonar vuestro sistema solar. Segundo — Tenéis un sistema económico, político y de telecomunicaciones globalizado. Y tercero — Habéis entrado en una fase de agotamiento de los recursos naturales y envenenamiento irreversible del medio ambiente. Estas tres cualidades os van a dar el derecho de conocer vuestro sitio en el cosmos y a reconocernos a todos los demás como a vuestros compañeros. Si bien este nuevo estatus os aportará muchas alegrías, no hemos de ocultaros que asimilar las consecuencias en toda su magnitud os comportará radicales cambios en vuestra forma de pensar y actuar.

En nombre de nuestra autoridad —que debéis aceptar sin condiciones—, se os van a imponer unas medidas preliminares que pueden parecer drásticas pero que son inevitables; en compensación se os va a entregar la llave de diversos conocimientos que harán innecesarias algunas de vuestras viejas costumbres. Debe quedar claro que no hay alternativa, que el nuevo orden que surgirá poco a poco será inevitable, que nuestro equipo (Equipo lácteo, Tierra 2012) cuenta con toda la legitimidad y con todos los medios necesarios para llevar a buen término la misión que le ha sido encomendada, además de un enorme poder de convicción pero también de represión si fuera necesario.

Se hace saber que:

Quedan disueltos todos los ejércitos y prohibido el uso de las armas o la violencia física. Queda abolido todo poder político y prohibidas las transacciones económicas. Queda prohibida la producción y utilización de cualquier tipo de energía (excepto la que emane del propio cuerpo). Y queda prohibido dar muerte o interferir negativamente en la vida de cualquier otro ser vivo (excepto cuando sea en legítima defensa o inevitable).

A cambio, todo ser humano será equipado con un robot de uso particular. Con él ya no será necesario preocuparse por las carencias que de lo contrario hubieran supuesto las prohibiciones anteriormente mencionadas. Dicho robot ya se está encaminando a dónde usted se halle, habla su idioma y puede responder todas sus dudas, además de proveerle de todo lo que pueda necesitar... y no se olvide que él también es un informador de su conducta.

Más adelante dichos robots no serán necesarios pues usted habrá aprendido a autoabastecerse. Pero... ¿Qué significa todo esto? — Que a partir de ahora cada individuo deberá realizar su propia transformación. ¿Y cuál es el objetivo? — Integrarse en la macro civilización de la Vía Láctea. ¿Y para qué? — Para que cada individuo pueda convertirse en un ser espiritual y liberarse de las miserables ataduras materiales.







miércoles, 7 de noviembre de 2012

lunes, 5 de noviembre de 2012

Planeta Agua


En este momento un pez nada en las profundidades marinas. Sus ojos siempre abiertos no pierden detalle, por sus agallas respira y sus músculos contornean su cuerpo para imprimirle impulso. Jamás ha visto nuestro cielo y aunque alguna vez saltó fuera del agua no pudo percibir gran cosa.




Su estirpe es muy antigua, ellos fueron los primeros en desarrollar una espina dorsal que organizaría magistralmente el sistema nervioso —todos los vertebrados les debemos esta innovación—. Los hay de todos los tamaños y algunos tienen formas ciertamente rebuscadas, pero yo me estoy refiriendo a uno grande y de forma clásica, que nada en solitario, que prefiere los suelos arenosos con praderas de algas y que cuando te lo encuentras te deslumbra con un destello de luz plateada para desaparecer inmediatamente después en la espesura. Existe un vínculo con este animal, no sé si será porque como él nosotros también venimos del agua, quizás recordemos cuando como embriones estábamos contenidos en el líquido amniótico del vientre materno, respirando agua, percibiendo el mundo exterior sin poder verlo, oyendo los sonidos en tono grave, moviéndonos con lentitud en un medio tanto más denso que el aire, sintiendo el transcurrir del tiempo a otra velocidad, pensando torpemente, sin la viveza de los seres despiertos, en un mundo de agua infinita, inmersos en el oleaje, las corrientes y las mareas azules del planeta Tierra... o más bien habría que decir, del planeta Agua.

De la Wikipedia:

Cordados: A lo largo del Devónico aparecieron y se diversificaron los peces sin mandíbulas, siendo los primeros Vertebrados conocidos. Hacia el final de este período (hace unos 360 millones de años) existían ya los principales linajes de peces y aparecieron los primeros tetrápodos (anfibios). Los reptiles aparecieron durante el Carbonífero, los mamíferos al final del Pérmico (hace más de 200 millones de años), y las aves al final del Jurásico (hace unos 145 millones de años)
Notocorda: La notocorda, notocordio o cumerda dorsal es un cuerpo flexible con forma de vara que se encuentra en los embriones de todos los cordados. Se compone de células derivadas del mesodermo y de las que definen el eje primitivo del embrión. En los cordados inferiores, persiste durante toda la vida como el principal apoyo axial del cuerpo, mientras que en los vertebrados (cordados superiores) la columna vertebral toma su lugar. En el desarrollo embrionario humano el notocordio induce la formación de un surco en el ectodermo (surco neural) que se pliega hacia adentro y luego se cierra para convertirse en el tubo neural, el precursor del cerebro y de la médula espinal.


Boccherini Cello Concerto No.7 in G major, G.480 (1) by David Geringas